EMERGENCIA HÍDRICA: basta de discursos y promesas

EMERGENCIA HÍDRICA: Basta de discursos y promesas, EXIGIMOS ACCIONES

Las situaciones críticas ponen al descubierto un montón de cuestiones; en particular las crisis generadas por desastres naturales evidencian la falta de previsibilidad de quienes deben anticiparse a los hechos.  Traen a la memoria las promesas  de obras, leyes, regulaciones que nunca se cumplen o se concretan, exponen la mezquindad de los políticos, tanto de los gobernantes de turno al acercarse con nuevas promesas, ayudas parciales o nulas y medidas de coyuntura que no alcanzan para  paliar los daños, la oposición oportunista que hipócritamente expone soluciones sobre qué harían si fuesen gobierno pero que no concretaron cuando tuvieron la posibilidad e incluso no la apoyan en los ámbitos legislativos.

Mientras todo este montaje de promesas y gestos de preocupación para las fotos se suceden acompañados de debates políticos ajenos a toda sensibilidad por la situación, quienes sostienen todo ese aparato ven que solamente tienen reacciones tardías y vacías de previsión y contenido social, se debaten en dura lucha con la naturaleza que, a falta de obras y estrategias de regulación y ordenamiento los vence día a día.

Las aguas invaden campos, cubren cosechas, ahogan ganado, ingresan a viviendas obligando a sus moradores a abandonarlas a merced del capricho natural, todo esto destruye el esfuerzo  y mata las esperanzas.

EXIGIMOS una política de Estado que conduzca a contar con un Plan de Gestión de aguas participativo y una agenda de acciones que sea superadora de la mera ejecución de obras, EXIGIMOS el cumplimiento y la Reglamentación de las leyes en la materia, como la Ley de Aguas, EXIGIMOS el despojo de banderías políticas para dar lugar a mesas de conciliación entre la Nación, Provincias, comunas y municipios.  EXIGIMOS que los legisladores provinciales, particularmente los de los departamentos afectados apliquen el FONDO DE FORTALECIMIENTO INSTITUCIONAL a esta emergencia. NO  PUEDEN HACERSE LOS DISTRAÍDOS Y ESPERAR QUE EL RESTO HAGA EL ESFUERZOEXIGIMOS medidas concretas, BASTA de decretos o anuncios meramente declarativos,  llámese DECLARACIÓN DE EMERGENCIA, ZONA DE DESASTRE, o la denominación que crean conveniente, pero que SEAN EFECTIVAS.

 

De lo que si estamos seguros, es que si no se escucha al sector productivo en general, si no se lo apoya, si no se cumple con responsabilidad, profesionalidad y compromiso el cargo que ocupan, estamos condenados a sufrir permanentemente estas crisis que devastan a la provincia ante la pasividad de los gobiernos de turno.

Manifestamos nuestra solidaridad y acompañamiento a todos los afectados por esta crisis y comprometemos nuestra gestión gremial empresaria en el sentido de mitigar la coyuntura y continuar con un seguimiento de las acciones de gobierno que tiendan a evitar situaciones futuras.

Para finalizar, tampoco debemos olvidar qué va a pasar cuando el agua se vaya… desolación, abandono, todo el aparato productivo destruido: campos inutilizables por meses, industrias paradas, comercios vacíos, hogares sin ingresos… Es por ello que solicitamos se tenga en cuenta para las zonas afectadas: exenciones impositivas, subsidios de tasas, prórrogas de vencimientos bancarias, de servicios, de impuestos, y otras medidas de rescate para que la desolación, el abandono y la destrucción de la matriz productiva, pueda reactivarse en forma sincera.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *